Cookies con Pasas

  • Receta de Cookies

  • Cookies con Nutella

  • Cookies con Lacasitos

  • Cookies con Chocolate

  • Cookies con Nueces


  • "Cookies con Pasas"

    Receta de Cookies con Pasas


    Otro de los tipos de cookies que más se conocen y se consumen, son las cookies con pasas, que tienen un sabor realmente sabroso gracias a la contraste de sabores de la galleta y las pasas.

    Ingredientes:

    - 250 gramos de harina
    - 125 gramos de azúcar
    - 125 gramos de azúcar moreno
    - 150 gramos de mantequilla
    - 50 gramos de chocolate con leche
    - Un huevo grande
    - Pasas, cantidad al gusto
    - Una cucharadita de bicarbonato




    Preparación:

    Las pasas no son otra cosa que uvas desecadas, y suelen emplearse en muchas y diferentes recetas de repostería, ya que su sabor dulce es muy apreciado y combina genialmente en dulces y pasteles. Son muy ricas de comer, pero hay que consumirlas con moderación, porque son una fuente importante de azúcar. Hay diferentes tipos de pasa, aunque los más conocidos son las pasas de Corinto y las pasas sultanas. Para esta receta puedes emplear la que más te guste. Vamos ya con la receta paso a paso.





    Lo primero que haremos para formar la masa de estas cookies será mezclar con una batidora de varillas el huevo, la mantequilla un tanto derretida previamente y el azúcar, tanto el blanco como el moreno. Hay que batir bien y formar una mezcla cremosa y de color parduzco, que sea homogénea y pegajosa. Echaremos entonces, de forma pausada, la harina tamizada y el bicarbonato, sin dejar de remover a medida que echamos más cantidad. Deja la masa sin grumos y con la harina bien integrada.

    Vamos a poner el horno a 180ºC para que empiece a calentarse y alcance esa temperatura que deseamos. También cogemos una bandeja para horno y la cubrimos con papel antiadherente, sobre el que hornearemos las cookies. Mientras el horno llega a esa temperatura, vamos a completar nuestra masa de cookies. Echaremos las pasas a la masa anterior, y amasamos para que se repartan bien y no se acumulen en el mismo sitio.

    Con esa masa final tendremos que hacer las cookies. Se pueden hacer bolitas de la misma y aplastarlas para conseguir las galletas del grosor deseado, o bien estirar la masa con un rodillo y usar unos cortapastas para sacar las cookies. Sea como sea, no las hagas demasiado gruesas e intenta que todas tengan el grosor similar.


    Cuando tengas las cookies cortadas, ponlas en la bandeja con el papel para hornear y mételas en el horno a 180ºC durante al menos 15 minutos, pero comprobando que están bien hechas antes de sacar. Siempre se van a volver un poco más duras cuando se templen, así que sácalas antes que se pongan demasiado duras. Cuando las saques, deja que enfríen fuera del horno y sobre una rejilla, y cuando estén frías ya puedes comerlas, veras que ricas te quedan.